© 2013 Medicina Moderna
INICIO / LIVANT EuropaEpilepsia, Esquizofrenia y Trastorno Bipolar / La evaluación neurofisiológica en patologías neuropsiquiatricas:

Autor: Edelfo

 

La evaluación neurofisiológica en patologías neuropsiquiatricas:

 

Muestra voltajes elevados en tareas de proceso emocional en pacientes con trastorno bipolar, respuestas anormales en pacientes esquizofrénicos en el análisis de coherencia relacionada a eventos durante P300, en forma generalizada y alteraciones focalizadas a regiones parietal y fronto lateral derechas en psicóticos sin esquizofrenia tipica.

 

Características clínicas de manía y comportamiento sicótico (que pueden incluir sentimientos de grandiosidad y alucinaciones) pueden ocurrir por alteraciones del sistema nervioso central como son regiones límbicas, lóbulos frontales y temporales de la corteza cerebral, a veces es difícil distinguir entre una psicosis generada por daños en las regiones mencionadas y la esquizofrenia típica, en la cual se ha demostrado un desbalance entre neuronas excitadoras e inhibidoras, varios estudios post-mortem en pacientes esquizofrénicos han demostrado un déficit en numero de neuronas productoras del neurotransmisor gaba las cuales tienen efecto inhibidor. Por otra parte en los pacientes esquizofrénicos jóvenes se ha demostrado en pruebas funcionales de resonancia magnética nuclear, una perdida anual neuronal cercana al 5%, mientras que en sujetos normales es alrededor de un 1%, esta perdida se ha relacionado con el efecto neurotoxico que se genera por la liberación del glutamato, el cual se sintetiza y libera por neuronas excitadoras o piramidales, siendo entonces la causa el desbalance entre neuronas excitadoras e inhibidoras.

 

Varios estudios han demostrado que una baja generación de neuronas inhibidoras o deficiente migración de las mismas en estadios prenatales son causas que predisponen a enfermedades como esquizofrenia, trastorno bipolar, fibromialgia, cefaleas migrañosas, entre otras, estas enfermedades comparten en general una población deficiente de neuronas inhibidoras, en esquizofrenia la alteración es general en la corteza cerebral, mientras que en el trastorno bipolar el déficit gabaergico o inhibidor se localiza en regiones límbicas, las cuales están encargadas de procesar las emociones como, tristeza, alegría, miedo o ansiedad, enojo, deseo sexual, etc. Por lo anterior en este trastorno las emociones en general son muy intensas, cualquiera de ellas puede predominar en un tiempo dado, sintiendo elevada tristeza, alegría o ansiedad, etc.

 

Se ha demostrado en varias familias alteraciones genéticas que favorecen este déficit neuronal, también se ha observado que los hijos de mujeres que durante el embarazo estuvieron expuestas a niveles elevados de estrés o desnutrición son mas propensos al déficit gabaergico mencionado y por ende a las patologías que se relacionan con el.

 

En el caso de la fibromialgia se ha detectado una baja población gabaergica en el tálamo, relevo de las vías del dolor antes de arribar a la corteza y se sugiere que este déficit no permite una adecuada regulación del dolor, por lo que la señal dolorosa no se amortigua y llega con intensidad elevada a la corteza, generando una sensación de dolor en varias regiones como músculos, articulaciones, etc, que en realidad no tienen problema como inflamación o daño.

 

En el caso de la cefalea migrañosa, hay estudios que muestran respuestas similares al grupo con trastorno bipolar, encontrándose en ambos casos voltaje elevados en tareas de proceso emocional sugiriendo el déficit gabaergico o inhibidor mencionado anteriormente, por otra parte se ha detectado en un porcentaje elevado de los casos actividad paroxística o epileptiforme, la cual es usual en epilepsia, esta ultima alteración, muestra también frecuentemente valores elevados en proceso de emociones, por lo anterior se han generado hipótesis de que este grupo de enfermedades comparten algo en común, el déficit en neuronas inhibidoras.

 

Con el propósito de estudiar a este tipo de patologías y poder cuantificar objetivamente la función cerebral, que nos permita discriminar la causa que genera las alteraciones sintomáticas y clínicas y que nos ayude a localizar la región o regiones afectadas, y a la vez nos permita deducir si el déficit es por neuronas inhibidoras o excitadoras, se realizan pruebas en las cuales cuantificamos el voltaje o la potencia que se genera en diferentes regiones cerebrales, durante tareas que demandan esfuerzo y que son en cierto grado especificas para regiones o circuitos cerebrales que se encuentran implicadas en funciones como atención, memoria, emoción, generación de ideas, procesos cognitivos que involucran darse cuenta, comparar, reconocer, imaginar, etc.

 

También estudiamos la interacción dinámica entre regiones cerebrales, para evaluar el encendido y trasmisión de información entre dos regiones así como el apagado de dicha trasmisión, los resultados se comparan con grupos controles sanos, esquizofrénicos típicos, bipolares, etc. 

 

Los resultados permiten comprender mas adecuadamente la función cerebral del paciente y en consecuencia proponer un tratamiento que ayude al balance entre las neuronas excitadoras e inhibidoras. Dicho tratamiento en el caso de déficit de neuronas inhibidoras se apoya en factores neurotróficos que favorecen la generación y el desarrollo de dichas neuronas, siendo los más importantes el factor de crecimiento hepatocitico, el factor neurotrófico derivado de cerebro y el factor estimulador de colonias de granulositos.

La evaluación neurofisiológica en patologías neuropsiquiatricas: